Historia | Laboratorio Dental VAHER

Historia

Historia de la Prótesis dental

La confección y fabricación de prótesis dentales es una tarea importante desde la antigüedad.

foto dentadura de G. WashingtonLa historia de la prótesis dental se remonta a las antiguas civilizaciones. Oficialmente la primera prótesis dental se la que se tiene constancia la fabricaron los etruscos en el siglo IV a. C. y se conserva en el museo de la Escuela dental de Paris. Utilizaban dientes de animales para reponer las piezas ausentes y las montaban sobre bandas de oro, lo que ponían de manifiesto una extraordinaria habilidad.

Se cree que los fenicios ya usaban oro blando, o en rollo, y alambre de oro para su construcción, también soldaduras e impresiones de modelos.

No obstante, en el año 754 a.C., los etruscos, artesanos habilidosos en la época, producían puentes muy complejos en los que se empleaban bandas de oro soldadas entre sí por pónticos hechos de diferentes piezas dentales de humanos o animales.

En el año 600 a.C se tratan las reliquias de Mayer, se describe una prótesis en la que un par de centrales habían sido reemplazados por un diente de Boj.

En el año 300 a.C, se descubre la artesanía romana y se confirma que las coronas ya se usaban siglos a.C.

En el año 65 a.C se mencionó el uso de marfil y de madera para hacer dientes artificiales.
Las primeras dentaduras de las que se tiene noticias en Europa  datan del  Siglo  XV. Los dientes eran tallados en hueso o marfil o recuperando dientes naturales de muertos o seres vivos (donantes). Estas prótesis eran funcionales pues eran incomodas y molestas. Estéticamente resultaban poco adecuadas pues estaban conectadas visiblemente a una base con hilos de metal o seda.

A comienzos del siglo XVII aparecen en Japón las primeras coronas con espiga, aunque no sería hasta finales del siglo XVIII cuando el dentista parisino Nicolas Dubois de Chemant experimenta con pastas minerales para fabricar la primera prótesis de porcelana.

Inicio HistoriaEl siguiente paso sería los dientes aislados de porcelana que se sujetaban con un clavo a las bases de oro o de plata pero su elevado coste llevo a hacer diversos intentos con otros materiales hasta que al finales del siglo XIX se inventó el caucho vulcanizado, se convertiría en el material más importante de las bases de las prótesis hasta la llegada de las resinas acrílicas ya en el siglo XX.

Una de las prótesis dentales más famosas perteneció a George  Washington. Éste conservaba un solo diente cuando en 1789 se convirtió en el primer presidente  de los Estados Unidos a los 57 años. La prótesis de Washington estaba compuesta por dientes de hipopótamo, marfil y dientes humanos, y tenía fines cosméticos.

A partir de 1904 puede hablarse de la época moderna de la prótesis dental, cuando surgen las máquinas de colado, los articuladores creados para imitar los movimientos de los maxilares y se realizan múltiples avances en materiales dentales. Hasta llegar en la actualidad  a las nuevas técnicas de elaboración de las prótesis en los laboratorios como es el diseño y fabricación por ordenador  CAD-CAM